La prostitución

Concha Estellés Pascual nos ofrece esta colaboración en la que reflexiona sobre un tema que muchas veces intentamos ignorar como si con ello pudiéramos hacerlo desaparecer. Concha nos invita a mirar con lucidez.

 

Camino por las calles observando rostros dulces de niñas en plena adolescencia y no dejo de pensar en el lobo acechándolas, esperando paciente a encontrar una rendija  por donde colarse para llegar a sus vulnerables almas y poseer sus cándidos  cuerpos.

Creo que se llama deformación profesional y no es de extrañar, cuando una está sumergida entre libros y anotaciones referidas a la prostitución y tráfico humano.

Debido al hecho de tener que recabar información para mi nueva novela, me he encontrado con desgarradoras historias.

Mujeres y niñas de toda condición social.

Nigerianas  controladas por las mafias con Vudú, temerosas de hablar por miedo a las represalias a sus familiares, quienes en su día las cedieron siendo niñas, pensando salir de la miseria; sin comprender que las mayores miserias se encuentran en el alma humana.

Adolescentes Españolas, procedentes de familias desestructuradas, con ganas de escapar de la violencia, el abuso o el mal trato. 

Jóvenes brasileñas, rusas, ucranianas, dominicanas…

Con frecuencia, llegan convencidas de una falsa promesa de trabajo, alguna persona próxima a ellas ofrece su casa u otros bienes como garantía y el intermediario proporciona por su parte el billete de avión, a veces pasaporte o visado. Llegadas al aeropuerto, se ven privadas de ese dinero y se les retiene el pasaporte. Se les obliga al pago de desorbitadas cantidades, obligándoles, para poder saldar la deuda contraída, a ejercer la prostitución.

Las organizaciones, de estructura más o menos compleja, reclutan a mujeres vulnerables con ánimo de lucro. Trafican con ellas. Sus cuerpos son alquilados o vendidos a otras redes, movidas constantemente, llevadas de un burdel a otro. De un país a otro.

Todas ellas víctimas de la explotación sexual.

 

Concha es la autora de Bigotes, un precioso y entrañable  cuento infantil. Ahora tiene un nuevo proyecto solidario, cuyos beneficios estarán destinados a ayudar a la investigación del cáncer infantil,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

En el Jardín Inglés

• donde lo que nunca ha sido, puede ser •

Los cuentos de Laura

Cuentos escritos por Laura Ruiz Urbán.

A %d blogueros les gusta esto: