Entrevista de Ana Meilán

Ana Meilán es cuentacuentos y escritora de cuentos infantiles. Ha publicado dos álbumes ilustrados: Lágrimas bajo la cama y ¿Quién viene esta noche?

 

  1. Con tu primer cuento, Lágrimas bajo la cama, conseguiste un gran éxito de crítica y público, ¿esperabas esa acogida?

Una siempre debe confiar en sus sueños, desde luego cuando decidí emprenderme en esta aventura confiaba ciegamente en el mío, pero nunca imaginé que Simón conquistaría tantos corazones en tan poco tiempo.

 

  1. Simón, su protagonista, es un personaje entrañable con él que es fácil identificarse. Cuéntanos cómo surgió la idea y qué dificultades encontraste para llevarla a cabo.

Simón está basado en mis hijos, sobre todo en Vera, mi hija más pequeña, que siempre fue más llorona que su hermano. Muchas de las escenas que aparecen en el libro (por no decir prácticamente todas) forman parte del día a día de mi casa. Dificultades no recuerdo ninguna, todo lo contrario, quise plasmar esas vivencias personales en el libro y Marta Mayo me entendió desde el principio.

 

  1. Con ¿Quién viene esta noche? cambiaste de registro y versionaste al ratoncito Pérez mostrándonos su divertida familia. ¿Qué destacarías de este nuevo reto?

Diría que fue todo un riesgo porque hay cientos de libros del Ratoncito Pérez y conseguir destacar entre ellos es muy complicado.

En mi casa siempre rondaba la misma pregunta “¿por qué el ratoncito trae cosas diferentes a cada casa?”, y ahí es donde se diferencia ¿Quién viene esta noche? porque hace que no solo tengamos ilusión por una visita del Ratoncito Pérez, sino que durmamos con la incógnita de cuál de ellos nos visitará, descubriendo la respuesta en función de lo que encontremos bajo la almohada.

 

  1. Pregunta a la niña que llevas dentro qué personaje de la familia Pérez te gustaría que te visitase.

Pues la pequeña Ana Meilán tiene un dilema interno, por un lado espera con ansia que sea Rudi quien cruce la pequeña puertecita que tenemos en casa, ya que desde muy pequeñita fui una devoradora de libros, y por otro lado si pienso en Lía, consigue sacarme una sonrisita solo de imaginármela, porque como todos sabéis puede sorprendernos con cualquier cosa, todo depende con lo que Lía esté jugando en ese momento, lo que se le cruce por su cabecita o que es lo primero con lo que se encontrará antes de llegar a mi casa.

¡Cualquiera de los dos me serviría!

 

  1. Marta Mayo y Silvina Eduardo han dado vida a tus palabras de una forma acertada y muy original. ¿Qué nos puedes contar de tu colaboración con ellas?

Con ambas fue muy fácil trabajar en la creación de los personajes.

De Marta recuerdo el proyecto como un embarazo, ella me enviaba cada día una “ecografía” nueva, en la que veía como iba creciendo mi pequeño. Le envié fotos de mis hijos, de mis amigos, del padrino de Mateo (mi hijo mayor) que es el personaje que aparece en el libro diciéndole “Muy bien Simón, ahora eres un hombre hecho y derecho”, de Bengie, el muñeco que acompaña a Simón en todas las escenas y que es con el que duerme mi hijo cada noche…  y ella hizo magia con sus lápices para llenarlas de expresividad y vida.

Con Silvina además de una relación profesional, hay una gran amistad por el medio y eso hace que trabajar juntas sea algo fantástico. Creo que nos complementamos estupendamente porque tenemos más o menos la misma visión del libro. Mi texto va creciendo al lado de sus collages y ella sabe adaptarse perfectamente a mis ideas. Compartimos muchas amistadas dentro del mundo de la literatura y a ambas nos encanta incluir en las páginas pequeños guiños y homenajes a todas ellas.

Creo que conectar con el ilustrador es imprescindible porque esa conexión se transmite en los libros, texto e ilustración deben ir siempre de la mano.

 

  1. Con tus cuentos has demostrado que es posible un camino editorial diferente del tradicional, ¿qué aspectos positivos y qué dificultades has encontrado al auto editar?

En mi caso solo puedo hablar de aspectos positivos, creo que cada pequeño paso fue algo maravilloso. Tener ese control de principio a fin no tiene precio, como te comentaba antes, ambas ilustradoras me han permitido participar en sus ilustraciones, aportar mis ideas, mis visiones, fotos, vivencias… eso hace que mi libro sea todavía “más mío”. La autoedición te acerca al lector y  al librero a partes iguales, tienes un feedback con ellos que traspasa las relaciones profesionales, creando lazos de amistad que van más allá de la compra de un libro.

La autoedición se está abriendo paso poquito a poco, y no por ello con libros de menos calidad. ¡Ojo! no todo vale en este mundo al igual que tampoco no todo vale por el simple hecho de llevar un sello editorial.

Las dificultades, por decir alguna, es que me encuentro con muchos casos en las que los lectores acuden a una librería a comprar mis libros y se encuentran con la respuestas de que están descatalogados o que sencillamente no los pueden conseguir por el simple hecho de que no están en los catálogos de sus distribuidores y acaban contactando conmigo después de varios intentos en librerías.

 

  1. Cómo cuenta cuentos, disfrutarás mucho del contacto de los niños, ¿qué cuentos te gustan más contar?

Me encanta contar para niños, es algo que disfruto mucho y en lo que me encantaría seguir formándome. Tengo hecho sesiones muy variadas, con todo tipo de libros, O País dos Mandóns, El mejor regalo del Mundo, Toni tiene insomnio, Chimpún, ¿Nada?, El viaje de Nora, Los niños no quieren la guerra… ¡¡Tengo contado montones de libros!! Si un libro te enamora eres capaz de transmitirlo a los demás.

 

  1. Tu nombre está muy presente en las redes sociales y es sinónimo de calidad, ¿qué papel juegan hoy en día en la labor de un escritor?

La red es importantísima, yo me paso muchas horas al día hablando con lectores, en grupos de literatura, conversando con autores… conociendo el sector todo lo que puedo y algo más 😉

La red nos acerca a cualquier parte del mundo, todo está a un clic, tengo lectores desde México a Japón y con muchos de ellos acabo teniendo, como ya dije varias veces, una relación de amistad.

A lo largo de esta entrevista me doy cuenta de que mis libros vinieron acompañados de montones de personas maravillosas, que empezaron siendo lectoras confiando en ellos y con las que a día de hoy deseo poder encontrarme y tomar un café tranquilamente sin un teclado de por medio.

 

  1. Pronto conoceremos tu nuevo proyecto, ¿qué nos puedes adelantar sobre él?

Está prácticamente listo para meter en el horno, estamos con las últimas pinceladas a las ilustraciones. Repito experiencia con Silvina Eduardo que acompañará mi texto de hermosos collages. Las páginas esconden sueños, no solo nuestros, sino de muchas personas que nos acompañan en nuestro día a día. Hemos dejado un huequecito a nuestros lectores para que algunos de los dibujos que participaron en el concurso “La habitación de Adele” formen parte de este libro junto a dibujos de nuestros hijos.

Voy hacer una confesión… en el libro de ¿Quién viene esta noche? hay una página en la que aparecen dibujos reales de los hijos de Silvina, y esta vez hemos querido compartir ese espacio no solo con nuestros peques.

Adele llegará para ayudarnos a tener sueños hermosos. Hemos ido dando pistas sobre el libro durante estos últimos meses, la primera frase con la que empieza el libro es el primer tomo de la foto que tengo en la página de Entre Nubes y Cuentos, y te voy a dar una primicia… La libreta del pack que acompaña a los Pérez guarda también un secreto relacionado con este nuevo proyecto… pero… un, dos, tres, hasta aquí puedo leer.

 

  1. Por último, ¿qué consejos darías a una persona que ya tiene un cuento escrito y quiere intentar publicarlo?

Que no se rinda, que no tire la toalla con los primeros “no”, que hay muchos caminos para llegar a ello.

Le aconsejaría creer en su proyecto, pero con los pies en la tierra, que busque lectores cero para no quedarse simplemente con las valoraciones familiares, (para ellos siempre seremos los mejores escritores del mundo), que busque información hasta debajo de las piedras, que se sumerja en la red, que escuche al lector, al librero, al compañero autor y al experimentado ilustrador.

Si yo me hubiera quedado con el primer “no” mis Pérez o Simón nunca verían la luz. Yo no puedo más que recomendar la autoedición, se aprende muchísimo en ella, y eso les dará tablas también para saber negociar las condiciones si algún día quieren trabajar con editoriales tradiciones.

Y por último pero no menos importante es que nunca pierdan ese contacto con los lectores, ellos son los que al fin y al cabo creen en nuestro proyecto, ponen voz a nuestros personajes cuando los leen y nos recomiendan cuando conseguimos llegar a ellos a través de nuestras historias.

Resultado de imagen de Ana Meilán

Resultado de imagen de Ana Meilán

Imagen relacionada

Anuncios

Un comentario sobre “Entrevista de Ana Meilán

Agrega el tuyo

  1. Confieso que contar cuentos infantiles es algo pendiente que tengo y que veo tan, tan dificil. Admiro a las personas que escriben este tipo de historias y saben llegar al corazón de un público tan feliz como exigente, como es el caso de los niños.
    Besos 😀

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

En el Jardín Inglés

• donde lo que nunca ha sido, puede ser •

Los cuentos de Laura

Cuentos escritos por Laura Ruiz Urbán.

A %d blogueros les gusta esto: