El peque y sus tiempos: ¿Protegemos demasiado a los niños?

IMG_20171119_122822_431

Antes de nada decir que seguramente muchos me llamaran sobreprotectora, no dudo que hasta lo sea. Pero entre mucho y poco, no sé dónde es más grande el error.

El otro día en natación fui a acompañar a mis bichas al baño, detrás nuestra entro un pequeñajo de unos cinco añitos, como viene siendo normal con mis hijas entre risas y frases tipo  “venga que se nos va hacer de día” se pasaron diez minutos, cuando de repente escuchamos a un niño llorar mientras pegaba pequeños golpes en una de las puertas del baño, me acerque e intente tranquilizarle, mande a las niñas a que se asomarán a ver si había alguien en la puerta que pudiera ser el padre o madre del peque y nada. Por fin al cabo de un par de buenos minutos conseguí que dejara de pegar golpes a la puerta y me escuchara y poco a poco conseguí explicarle como tenía que hacerlo para abrir la puerta, cuando se abrió la puerta el pequeñajo que habíamos visto entrar detrás de nosotras se me tiro al cuello y no me soltaba. Cogimos los cuatro y fuimos en busca de alguien que estuviera con él, me imagine el pánico de unos padres después de veinte minutos sin ver a su peque, sorprendentemente no fue así, el niño al llegar al bar sé bajo de mis brazos y corrió hacia una mesa donde había dos mujeres, una de ellas al verle le dijo: – Nene, ¿qué has estado haciendo tanto tiempo en el baño?, has tardado mucho.

Me mordí la lengua porque no puedo llegar a entender como una mamá (o papá) no se da cuenta de que hay una desconocida que lleva su hijo en brazos.  Ahí surgieron algunas dudas ¿Dónde está el límite entre sobreprotección o ser un padre ocupado por la vida de tu hijo?  ¿El pasotismo de los padres con relación a los hijos beneficia más que la sobreprotección a la vida del niño en su vida adulta?

 

Buscando por la red, para ver si se sacian mis dudas, he encontrado de todo, desde el post en el que te tachan de sobreprotectora por comprarle protectores a tu hijo cuando le compras una bici afirmando que los aprendizajes de antes eran mejores (que como todo, en cosas si y en otras no tanto), hasta hacerme sentirme la peor madre del mundo por estar de acuerdo con un padre que un día en un parque al quitarle a su hijo otro niño el juguete con el que jugaba fue y le pidió educadamente que le devolviera el juguete de su hijo, ¿sobreprotector por ello?, ¿Causante de que su hijo jamás adquiera la capacidad de defenderse? O ¿En desacuerdo con el pasotismo del padre del niño que arrebata el juguete al no acercarse a su hijo y decirle que los juguetes no se quitan y que hay que respetar a los demás?, también me he quedado un poco traumatizada al darme cuenta qué tal vez padezca del síndrome Wendy que no es más que estar siempre atendiendo a tu hijo, olvidando incluso que una necesita su tiempo y espacio para si misma. YO os puedo asegurar que desde que tengo hijas mi espacio es muy limitado, tanto que donde tenía nuestro despacho ahora tenemos su habitación y que antes teníamos tarde de siesta con pelis de tiros, misterio, hasta subiditas de tono y ahora tenemos sesión Dora la exploradora, Patrulla Canina y alguna película de Disney y ni hablar de tiempo para una ducha decente, una depilación correcta o una micción en solitario. El colmo ha sido un post donde he leído que hasta podríamos ser maltratadores, vamos el colmo.

Para mí, no se concibe la palabra maternidad o paternidad sin permanecer junto a los hijos, ayudándole y facilitándole las herramientas que necesiten para que el día de mañana solo se necesite a sí mismo. Vivimos en un mundo en el que todo son extremos y no nos paramos a pensar que el niño se tiene que caer, pero la figura (paterna o materna) tiene que estar para preguntarle ¿te hiciste daño?, ni cuidado que te vas a caer, ni eso no es nada.

No encontrado ningún post en el que ponga que si te caes y tu madre o padre te pregunta cómo estás vayas a ser el día de mañana una persona estable emocionalmente, ni que si tu padre te compra protectores para ir en bici posiblemente el día de mañana tendrás más sensatez a la hora de practicar según que tipos de deportes. Y que si tu padre o madre te ayuda en el parque con algún niño poco respetuoso el día de mañana te darás cuenta qué no eres más débil porque en según qué ocasiones pidas ayuda. Y si tu madre tiene miedo cuando te vas con tus amigas, por lo que te pueda pasar no es que te esté sobreprotegiendo es que te quiere a morir.

Creo que la clave esta en lo que siempre le digo a mis hijas, hacer siempre lo que os gustaría que os hicieran o no hagáis lo que no os gustaría que os hicieran, si yo me cayera me gustaría tener alguien que me preguntara como estoy. Pues eso. Simplemente eso.

¡Ay, por cierto, soy Nona Mercel!  Y te agradecería muchísimo tu opinión.

 

 

http://www.hacerfamilia.com/educacion/noticia-sobreproteger-hijos-hace-sean-mas-inmaduros-irresponsables-20130117020042.html
http://www.huffingtonpost.es/2015/01/27/riesgos-sobreproteccion-infantil_n_6059926.html
https://www.bebesymas.com/ser-padres/que-es-la-sobreproteccion-y-que-no-lo-es
http://www.abc.es/familia-padres-hijos/20131016/abci-padres-sobre-protectores-201310141126.html
https://www.guiainfantil.com/blog/educacion/el-sindrome-de-wendy-o-de-la-madre-sobreprotectora/
https://www.bebesymas.com/consejos/13-consejos-para-promover-la-autonomia-de-nuestros-hijos
http://psicopedia.org/4037/5-peligros-de-la-sobreproteccion/

2 comentarios sobre “El peque y sus tiempos: ¿Protegemos demasiado a los niños?

Agrega el tuyo

  1. Hola Nona. No sé ni que responderte porque yo estoy como tú. Sin saber a veces. Cuando has contado lo de ese pequeño me he quedado muy sorprendida. No comprendo yo esa tranquilidad por parte de su madre, igual yo también soy un poquito Wendy. No lo sé.
    me gusta pensar que no soy demasiado protectora,pero sí lo justo. Mis hijos ya son mayores, pero han sido pequeños, y yo estaba pendiente de ellos en determinados lugares donde sabía que podía haber algún problema de caídas o pérdidas. En lugares donde estaba tranquila, los dejaba un poco más a su aire.
    Ahora, mi peque tiene catorce años y sale por las noches. Van en grupo. Y yo me quedo por supuesto levantada hasta que llega, y si tarda más de la hora tope, lo llamo de momento, pero el resto del tiempo confío en que todo irá bien porque tampoco quiero ahogarlo.
    No sé. Supongo que es complicado.
    muchos besos 😀

    1. Querida Margarita, no sabes lo que temo yo que las mías tengan edad para volar solas, te entiendo y comparto cien por cien esa preocupación. porque a pesar de que gracias a no se que no siempre ocurre o normalmente no ocurre, hay todavía demasiados peligros que no dependen de nuestros hijos que cuando tardan un poco más de lo normal debe ser desesperante. La profesión más complicada es la de ser madre. Gracias por comentar, es importante saber que una no esta solo. Un besazo

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

En el Jardín Inglés

• donde lo que nunca ha sido, puede ser •

Los cuentos de Laura

Cuentos escritos por Laura Ruiz Urbán.

A %d blogueros les gusta esto: